Sí, esa frase de Carl Sagan que se está viralizando, es real.

Más que una frase de Carl Sagan es una cita textual de su  libro The Demon-Haunted World: Science as a Candle in the DarkDe hecho, es una de las frases destacadas del libro en goodreads.

Justamente esta frase la vi hoy compartida en letras verdes y dudé si era verdad, pero la verifiqué. Textualmente copiada. Para todos los que no son angloparlantes, me tomé la libertad de traducirla. Nótese que la frase habla de “América” refiriéndose a los Estados Unidos de América, así que en la traducción utilizaré “Estados Unidos” en vez de “América” para evitar confusiones.

Tengo un presentimiento de unos Estados Unidos en la época de mis hijos o mis nietos – cuando los Estados Unidos tengan una economía de servicios e información; cuando casi todas las industrias manufactureras se hayan ido a otros países; cuando haya impresionantes poderes tecnológicos en manos de muy pocos y nadie representando el interés público pueda siquiera comensar a entender los problemas, cuando la gente haya perdido la habilidad de establecer sus propios intereses o cuestionar con conocimiento aquellos que tienen autoridad; cuando, aferrándonos a nuestros cristales y nerviosamente consultando nuestros horóscopos, con nuestras facultades críticas en declive, incapaces de diferenciar entre lo que se siente bien y lo que es verdad, nos deslizamos, casi sin notarlo, de regreso a la superstición y la oscuridad…

El estadounidense embrutecido es más evidente en el lento decaimiento de contenido sustancioso en los medios con influencia enorme, los balazos de 30 segundos (ahora de 10 segundos o menos), programación dirigida al más bajo común denominador, presentaciones crédulas sobre pseudociencia y superstición, pero, especialmente, alguna especie de celebración de la ignorancia.

Así pues, hace 22 años que se publicó este libro y al parecer la epidemia se ha extendido fuera de Estados Unidos hasta los vecinos del sur y más allá. La potencia científica y tecnológica del siglo XX se encuentra ahora mermada y reducida en manos de unos cuantos inescrupulosos respaldados en dioses y otros mitos de la antigüedad. Y es que dicen que en Estados Unidos ya hubo un presidente negro, podría haber un presidente gay, pero ¿uno ateo? JA!

Así pues, en el mismo talante… No podemos olvidar que en México los diputados piden que se le otorguen más fondos a pifias como el Hospital Nacional Homeopático y, seguramente, más de alguno consume Herbalife o aceites esenciales. ¿Cómo funciona? al parecer todo es un ciclo:

Por último… si tú también eres medio book nerd ¡Sígueme en goodreads!

– Cristóbal Galindo en Goodreads

Deja un comentario